Las dietas de adelgazamiento a examen: programa “Ser Consumidor” de 9 de julio de 2017




El pasado día 9 tuvimos el honor de participar en el programa que dirige magistralmente Jesús Soria. El podcast está disponible en el siguiente enlace al audio del programa (nuestra intervención, a partir del minuto 16). Un resumen de las cuestiones tratadas puede consultarse en el artículo “Sí, se puede denunciar a las dietas, y existen varios argumentos” de Pilar Martínez. 

 

Nuestro punto de vista directo en torno a las cuestiones que entendemos clave en torno a esta cuestión de las “dietas de adelgazamiento” es el siguiente:
1) Muchas de ellas peligrosas para la salud.  
2) El 98% de las dietas no funciona: por lo tanto, generan una expectativa de resultado fraudulenta en muchos casos y esto es relevante desde el punto de vista de las posibles reclamaciones. 
3) La consecuencia plausible de las anteriores es que la publicidad o la promoción de efectos adelgazantes esté prohibida. La mera sugerencia está prohibida porque el Real Decreto 1907 del año 96 así lo establece: “La promoción o publicidad de efectos adelgazantes sigue estando prohibida, aunque no lo parezca”. De su clasificación como destinatarios de la anterior regulación solo se excluyen los medicamentos y los productos sanitarios, que tienen una regulación más exhaustiva y garantista que la que aplica al sector de las “dietas de adelgazamiento”.
4) Aunque la falta de resultado tienda a imputarse por quienes venden estas dietas a los propios consumidores, la paradoja está en que la mala práctica está inducida por las dieta de adelgazamiento: “el adelgazamiento” como concepto es engañoso:  las “dietas” plantean llegar a “estar delgado” sin tener en cuenta el concepto normopeso (ponerse en manos de un D-N es fundamental), con un cambio de hábitos temporal y no sólo no ponen el foco en los problemas reales que provocan el sobrepeso, sino que lo desvían.
Al normopeso no se llega mediante medidas ajenas al estilo de vida saludable como comportamiento habitual y he ahí el gran engaño. 

Agradecemos la oportunidad brindada a Jesús Soria y a su equipo en “Ser Consumidor” y esperamos contribuir a ofrecer información que contribuya a la erradicación de prácticas fraudulentas porque, como ya hemos justificado con anterioridad, si parece engañoso, parece ilegal.